Inicio »Noticias del Sector » Propuestas de vivienda para damnificados surgen en la CDMX y Puebla
Propuestas de vivienda para damnificados surgen en la CDMX y Puebla
 
Fecha: 03 / 10 / 2017

Para la Ciudad de México se presentaron tres prototipos de vivienda construidos con base en madera. En Puebla buscan construir de 40 a 100 espacios habitables temporales hechos de bambú.

CIUDAD DE MÉXICO — El fin de semana pasado se dieron a conocer las primeras propuestas de vivienda para damnificados enfocadas a la delegación Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, y a la comunidad de San Juan Pilcaya, perteneciente al municipio de Chiautla de Tapia, en Puebla.

En la capital mexicana se persentaron los primeros prototipos de autoconstrucción para vivienda económica que pueden edificarse en forma rápida y sencilla, en apoyo a las familias que perdieron su hogar en el pueblo de Santa Rosa Xochiac.

Esta zona es la más afectada de la demarcación. De un total de 2,000 reportes de casas dañadas en la demarcación, 637 corresponden al poblado.

3 tipos de vivienda para Álvaro Obregón

Se trata de modelos de vivienda desarrollados por el Gobierno de la Ciudad de México, en coordinación con el gobierno delegacional, la Universidad Anáhuac y empresas especializadas en el ramo de la construcción, que son acordes a las características de la población de esa zona, con terrenos irregulares y pendientes pronunciadas.

Dos de esos modelos están elaborados principalmente con madera, acero galvanizado y materiales ligeros. Estos prototipos se han utilizado en Guerrero, en zonas afectadas por huracanes.

El modelo de la Universidad Anáhuac está concebido como una membrana estructural, tipo mosquitero, y con una estructura en forma de triángulo que es indeformable, resistente, flexible y antisísmica.

La cubierta tiene tres capas: de hoja de madera triplay, lámina de polialuminio y bambú, que resulta en una triple protección con aislantes térmico, acústico e hidrófugo; además tiene un pórtico.

Otro modelo es una casa de madera con dos récamaras, sala comedor, baño completo y con materiales resistentes y antisismicos.

Las viviendas tienen opción de crecimiento, pueden montarse en menos de una semana y responden a estándares internacionales, por lo que con el mantenimiento adecuado pueden durar hasta 80 años.

El tercer modelo es con materiales firmes, con base de concreto, y al igual que los anteriores incluye recubrimientos internos, cocineta, baño, sala-comedor y dos recamaras, con posibilidades de crecimiento.

Las estructuras son progresivas, por lo que pueden ampliarse hasta tres niveles, además de que su diseño es acorde a los usos y costumbres del pueblo, y favorecen la convivencia familiar y social.

Los prototipos fueron presentados por el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada, y la jefa delegacional en Álvaro Obregón, María Antonieta Hidalgo Torres.

Ambos funcionarios dijeron que este proyecto tiene las posibilidades de utilizarse en otras partes de la ciudad con características similares a este lugar y representa una alternativa para quienes perdieron su patrimonio.

Casas temporales de bambú para Puebla

En Puebla, en tanto, 12 instituciones, empresas y organismos no gubernamentales tienen la meta de construir de 40 a 100 espacios habitables temporales hechos de bambú para beneficiar a familias damnificadas de la comunidad de San Juan Pilcaya, en Chiautla de Tapia, Puebla.

Aristarco Cortés Martín, director del Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT) de la Universidad Iberoamericana, informó que esta institución, junto con el Grupo Puebla Bambú, trabajan de manera coordinada para que en un corto plazo se dé respuesta a los damnificados tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Las viviendas prometen ser espacios habitables temporales, cómodos y frescos elaborados con bambú obtenido de la Sierra Nororiental de Puebla para impulsar la recuperación de la comunidad y el regreso a las actividades cotidianas.

Actualmente hay una siembra aproximada de 800 hectáreas en la sierra nororiental de Puebla, que son susceptibles de aprovechamiento. En la zona de la Mixteca también se cuenta con algunas variedades de bambú endémicas.

La propuesta de colaboración está elaborada con la comunidad y por el momento se tiene el diseño y construcción del prototipo. El segundo paso es entregar y colocar los primeros 40 espacios habitables temporales, en un periodo de dos semanas, así como hacer los ajustes menores para que puedan ser viviendas permanentes.

San Juan Pilcaya es una comunidad de aproximadamente 900 habitantes y se localiza en la región Mixteca del estado de Puebla, donde de 353 viviendas, cerca de 85% del total en la localidad, resultaron dañadas por efecto del sismo.

Se trata de una comunidad rural que se sostiene alimentariamente del campo, condiciones de temperatura entre 20 y 38 grados centígrados. Las personas están viviendo en sus hogares y evitan el traslado a los albergues (públicos o familiares), por la noche duermen en los traspatios de sus viviendas.

De acuerdo con información de Grupo Puebla Bambú, el bambú tiene propiedades como resistencia a la tensión y a la compresión, y en el estado de Puebla se tiene una de las mayores producciones del material en México.

Este prototipo de vivienda puede albergar a una familia con infraestructura básica para pernoctar durante por lo menos un año. Esto ayudará a las familias a organizarse en comunidad para la reconstrucción permanente de sus viviendas, sin poner en riesgo su salud y sus pertenencias.

El costo por módulo oscila entre los 15,000 y 20,000 pesos.

 

 http://obrasweb.mx/construccion/2017/10/02/propuestas-de-vivienda-para-damnificados-surgen-en-la-cdmx-y-puebla


Fuente: Obras Web
 




 
 
 
Anuncios
         

Afiliacion   Capacitación   Maestrías   Nosotros   Socios CMIC   Asociado proveedor   Socio SIEM   Información Técnica   Eventos   Beneficios de afiliación   Noticias   Área Técnica  
© 2017 Derechos Reservados CMIC Delegación Puebla | Tels. 01 (222) 169 75 69 al 72 | | contacto@cmicpuebla.org.mx Desarrollado por: